Nosotros

En un entono privilegiado, en pleno Pirineo Aragonés se encuentra la casa de Aratorés, un alojamiento ideal para grupos que realicen colonias, campamentos, aulas de naturaleza, semanas de esquí, estancias de familias, reuniones…

La casa de Aratorés se encuentra por encima de los mil metros de altitud, muy próxima a Jaca, el núcleo urbano más característico y poblado del Valle del Aragón. Las estaciones de esquí de Candanchú y Astún a tan solo veinte minutos y Formigal y Panticosa a menos de una hora hacen de este alojamiento un punto perfecto para la conexión con ambos valles. También podemos llegar al primitivo Camino de Santiago, situado a apenas 300 metros de la casa.

Desde el año 1992, Escolapios ofrece este alojamiento con el objetivo de convertir la estancia en el Pirineo en una experiencia única cuidando todos los detalles y tratando de satisfacer las necesidades concretas de cada grupo.